Esencias de Orquídeas

Las esencias de orquídeas constituyen una especialidad de nuestro sector.


Representan la culminación de La Creación en el reino vegetal, la última conquista de la evolución. Las orquídeas pertenecen a las plantas “nuevas”. Se han llegado a especializar en la búsqueda de luz hasta el extremo de haber “escalado” árboles. Junto con las tillandsias y las bromelias corresponden a la categoría de plantas epífitas, que crecen sobre los árboles. Sus raíces ya no se introducen en la tierra, sino que les sirven para sujetarse a los árboles. Resulta interesante observar que siempre viven en simbiosis con un hongo que explota el material orgánico del árbol (por ejemplo, hojas viejas y sustrato cortical) y que lo pone a disposición de la planta. No obstante, las orquídeas son, por excelencia, las reinas del aire y se alimentan principalmente de agua y luz solar (energía cósmica). En los hombres, esto equivale a que las esencias de flores de orquídea nos transmiten luz cósmica y ello nos permite abrir nuestra consciencia a conocimientos elevados.

Andreas Korte viajó al Amazonas, realizó sus elixires en lo más alto de los árboles en el interior de la selva. Y nos ofrece la posibilidad de usar unos elixires florales nuevos. Únicos. Con tanta fuerza que deben ser tomados con cuidado, después de un diagnóstico intuitivo. "Si queremos cultivar flores, dice Chögyam Trungpa, debemos primero cultivar la tierra y cuidar las raíces, esto es, trabajar los miedos, las frustraciones, las rabias; todos los aspectos dolorosos de la vida. Antes de pretender alcanzar el cielo debemos trabajar a fondo nuestra neurosis y saber estar bien en la tierra". "Como es arriba es abajo" y abajo en el reino de la naturaleza entre las plantas, podemos observar las mismas leyes, la misma perfecta armonía que existe arriba en el reino del espíritu. Las flores claro está, son el punto más elevado, y sin duda el más bello del reino vegetal, la preciosa eclosión del largo proceso que se inicia cuando por el calor y la humedad de la tierra, la semilla germina. A medida que se hunden las raíces en la oscuridad de la tierra, se eleva la planta hacia la luz del sol, y dicen los entendidos que entre todas las flores, las orquídeas representan el grado más alto en la evolución del reino vegetal. Así pues, la energía de las orquídeas se dirigirá naturalmente a los aspectos más elevados del ser humano. Cuando la semilla del alma está madura y a punto de florecer, las esencias de orquídea serán realmente efectivas. Antes no. Es decir, los beneficios que pueden aportar estas esencias estarán en proporción directa a la propia evolución. Permiten llegar al equilibrio entre la mente-emociones-cuerpo logrando estabilidad y balance en todos los aspectos.